usar criptomonedas

Limitaciones de Rusia para usar criptomonedas por las sanciones

El gobierno de Rusia y sus funcionarios no la tienen fácil para usar las criptomonedas para evadir las sanciones de Occidente, el tamaño del mercado y la rastreabilidad, son limitantes.
Tiempo de Lectura: 2 Min.

En la crisis entre Rusia y Ucrania, el primero está recibiendo sanciones y bloqueos de parte de otros países y sistemas financieros. Aunque los rusos se propongan a usar diversos tipos de criptomonedas para evadir las medidas en su contra, existen serias limitaciones. Entre ellas, el tamaño del mercado, la posibilidad del rastreo de transacciones y las limitaciones de la creación de una criptomoneda propia.

usar criptomonedas
Tras un conflicto bélico, Rusia fue sancionada en el aspecto financiero por diferentes países, los rusos abarrotan los bancos tradicionales en busca de efectivo.

Un primer punto que pone desde ya límites a que Rusia pueda usar abierta y definitivamente las criptomonedas o el Bitcoin, para evadir sanciones, es el precio. El tamaño de la capitalización de las criptomonedas todavía es muy pequeño, como para absorber una economía como la rusa y lo que implica su mercado petrolero. El mercado de capitalización de la criptografía en su conjunto es de al menos 1,93 billones de dólares. El PIB ruso, es cerca de 400 mil millones de dólares.

Una adopción masiva de la criptografía para evadir las sanciones que imponen los países aliados de Estados Unidos, haría que los precios se elevaran con mucha fuerza. El mercado criptográfico se convertiría circunstancialmente en una especie de catalizador especulativo de la crisis que hay en Europa del Este. Los especuladores a través de la criptografía, harían enormes ganancias a costas de la situación que enfrentan los rusos en materia financiera.

Límites para usar diversos tipos de criptomonedas

Aunque las sanciones financieras están aplicadas a instituciones y a determinadas personalidades, se cree que los políticos rusos podrían usar criptomonedas para mover dinero. Aunque esto es posible, existen limitaciones al respecto. Lo primero es que los intercambios centralizados deben cumplir algunas normativas para gestionar fondos de personas que están sancionadas. Sin embargo, el uso de la cadena de bloques, implica que las transacciones pueden ser rastreadas. Actualmente, muchos gobiernos han organizado equipos de seguimiento de transacciones en la blockchain.

Una persona rusa o de otro país, que esté señalado formalmente como persona sancionada o tenga restricciones por autoridades, no puede mover fondos. Si decide usar las criptomonedas, las transacciones quedarán registradas y pueden ser identificadas. Además, eso afectaría a terceros con quienes estos hagan comercio.

Una propia criptomoneda no tiene ventajas

Rusia podría desarrollar una criptomoneda propia, pero la misma también recibiría sanciones por parte de los países que le adversan. Esto deja en desventaja usar una criptomoneda propia. Esa acción anularía la posibilidad de evadir el sistema SWIFT. Otros bancos centrales que estén en desarrollos de divisas digitales, no se conectarían al sistema ruso. Sin embargo, este aspecto apenas es un proyecto y no está desarrollado el rublo digital.

Comparte esta info

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en print
Compartir en email

NO DEJES DE LEER