cadena de bloques blockchain

Qué es la cadena de bloques o “blockchain”

La “blockchain” se accede desde cada dispositivo, el cual se sincroniza hasta la última operación registrada.
Tiempo de Lectura: 4 Min.

La cadena de bloques o blockchain, en inglés, se va formando con cada operación de transferencia de criptomonedas que se hace. Es una especie de libro contable, en el que se registran de manera ordenada las transferencias de tokens. Cuando un usuario envía bitcoines a otro, su operación genera data, esta contiene los datos de la transacción y se escriben en bloques de cierta cantidad, según la criptomoneda. Los datos son parte del protocolo y ocupan un espacio virtual en los equipos de computación.

Una operación de transferencia de bitcoins, tiene un tamaño de unos 336 bytes. Cada operación de estas se va acumulando hasta crear un bloque completo. Cuando los “mineros” lo completan, y alcanza alrededor de 1 megabyte de tamaño, se suma al resto a los bloques anteriores. Cada bloque se une al anterior de forma cronológica, creando una cadena. Se le denomina bloque, porque en cada uno hay al menos unas 3.575 operaciones juntas.

Cada bloque de operaciones se va uniendo al anterior, y se va encadenando, formando una larga cadena de bloques, que tiene todas las operaciones registradas.

cadena de bloques blockchain

Base de datos

A la cadena de bloques o blockchain, se le atribuye que es una base de datos distribuida. Esta es una de las características adicionales dentro del protocolo del Bitcoin, por tal razón se ejecuta en una red descentralizada. La cadena de bloques es la base de datos y es distribuida porque se puede acceder a esta, desde los nodos sin distinciones o preferencias. Cada nodo completo de la red tiene una versión de la blockchain.

La noción de que la cadena de bloques sea distribuida, es porque los nodos tienen acceso a la misma base de datos en igual oportunidad.

Cadena de bloques y sus características

Cada nodo es el dispositivo de un usuario, que emplea para conectarse a la red Bitcoin usando su clave privada. Eso permite decir que la cadena de bloques o blockchain, es una “nube”. Por eso no se ubica de manera centralizada en el servidor de nadie. La blockchain se accede desde cada dispositivo, el cual se sincroniza hasta la última operación registrada.

Cuando se forman los bloques y son aprobados, el resto de los nodos verifican y confirman las operaciones, lo que hace imposible revertirlas. Cuando se dice que la cadena de bloques es un libro de contabilidad, cabe el ejemplo, porque todas las cuentas se registran en esta.

Confirmaciones

Cada operación quedará registrada para siempre y se podrán revisar en los exploradores de bloques. Estos son aplicaciones adicionales de la red Bitcoin. Aunque en los exploradores de bloques no se registran datos personales, las direcciones bitcoin y la identificación de las transacciones, sí. Esto permite decir que las transacciones de Bitcoin seudónimas y no anónimas.

La data que registra una operación, luego que está en el bloque, comienza a ser verificada por el resto de los nodos que participan en la red. A esto se le llama el consenso, que es lo que permite validar una transacción y garantizar la seguridad del intercambio. A través de la criptografía, los mineros verifican que el bitcoin que un usuario envía a otro, es legítimo o legal. Es decir, verifica su origen, cuya historia está trazada o registrada en cada bloque en que se hizo una transacción. Cuando se verifica que es legítimo, aprueba la operación y la escribe en el siguiente bloque de transacciones.

Si alguien quiere alterar la data, para duplicar el gasto, el resto de los nodos rechazará la operación, no habría validez por falta de registros anteriores.

POW y POS

A los modelos de trabajo para llevar adelante el proceso de verificación, se les denomina “minería”. Están divididos en dos grupos, los “grupos de trabajo”, (proof of work) (PoW) y los “grupos de participación” (proof of stake) (PoS). Actualmente, hay nuevos grupos, con propuestas distintas. En las criptomonedas alternativas, o proyectos nuevos, surgieron otros modelos, como los “grupos de importancia”, entre otros.

POF

En el modelo de las criptomonedas estables, existe la prueba de fondos o “proof of funds” (POF), una propuesta sobre las criptomonedas que son centralizadas y no requieren de minería.

Tamaño

En criptomonedas como Bitcoin Cash, el tamaño del bloque puede estar entre 8Mb y 32Mb. Un bloque más grande, permite verificar y aprobar un mayor número de operaciones con mayor rapidez. Cada bloque se forma igual que en la red Bitcoin, cada 10 minutos. En esto priva la escalabilidad y la seguridad. Mientras más escalable es una blockchain, tiende a ser menos segura.

En el caso de Litecoin (LTC) el tamaño del bloque no está definido, sin embargo, debido a que su proceso de formación se realiza cada 2,5 minutos, no supera 1Mb.

De igual manera, la criptomoneda Ethereum (ETH), que se fundamenta en el desarrollo de aplicaciones y como medio de pago, tampoco tiene definido un tamaño del bloque. Hasta ahora, por su velocidad, en la aprobación de operaciones, cada 16 segundos, no llega a 1Mb.

Views: 78

Comparte esta info

NO DEJES DE LEER