Qué significan las pérdidas de Bitcoin (BTC) en 2022

A través de Bitcoin, los especuladores se adelantaron a lo que pueden ser tiempos muy difíciles, en la economía mundial
Tiempo de Lectura: 4 Min.

Las pérdidas de bitcoin (BTC) en 2022, fueron de -64,21%, la principal criptomoneda del mundo cerró el año en un mercado bajista. La caída de precios de este activo cifrado se debió a la toma de ganancias y ventas masivas provocadas por la política monetaria de la Reserva Federal de EEUU (FED). La alta inflación en ese país, después de la emisión de dinero durante la pandemia desde 2020, infló los precios de bienes y servicios, ligados al dólar.

Bitcoin btc pérdidas 2022
Las pérdidas de bitcoin (BTC) en 2022, son menores, en términos relativos, a las pérdidas del mercado bajista de 2018. Ese año bitcoin (BTC) cayó -73%, siendo ese año el peor de la criptomoneda / TradingView

En 2020, la subida de bitcoin (BTC) fue de 301,98%, en 2021, el alza desaceleró y fue de 59,79%. Bitcoin (BTC) se propone como un activo de refugio, por su escasez, para proteger a los holders de los efectos inflacionarios. Cuando se produjo la pandemia de la Covid-19, los gobiernos tuvieron que emitir dinero para sostener artificialmente las economías de los principales países. Esa acción tuvo como propósito, evitar un derrumbe de mercados, por los cierres que impuso las cuarentenas.

Bitcoin (BTC) y el alza de precios

Al emitir dinero de la nada, los bancos centrales promueven la inflación. Los inversores buscaron activos para refugiarse en 2020 y 2021. Bitcoin (BTC) funcionó como el refugio frente a todos los activos. La pandemia impuso el uso de soluciones en línea, para evitar el contacto social. El uso de bitcoin (BTC), como un medio de pagos eficiente, seguro y desde lo virtual, también le ayudó en el impulso de su precio en esos años.

Una vez que la población fue vacunada contra la Covid-19, las restricciones de las cuarentenas se comenzaron a levantar. Al reanudar las actividades económicas, la inflación comenzó a aumentar a finales de 2021, en EEUU. A pesar de que, desde la FED, aseguraron que era una “inflación puntual”. Ya bitcoin (BTC), había descontado en su precio, en 2020 y 2021, los efectos de la inflación con las subidas señaladas. A partir de finales de 2021, la FED comenzó una nueva política de tasas de interés, con aumentos agresivos y restricción monetaria.

Pérdidas de Bitcoin (BTC) en 2022 son el preludio de una recesión

Los inversores y especuladores, anticiparon una fuerte recuperación del valor del dólar, con el cambio que dio la FED y así comenzó una ola de ventas. Los traders, en la especulación de que el efectivo comenzaría a ser más costoso y escaso, por las nuevas políticas, liquidaron posiciones en bitcoin (BTC), lo que se tradujo en las pérdidas de la criptomoneda en 2022. Esto también se traduce en una forma de toma de ganancias, por parte de los inversores. La caída de precios de bitcoin (BTC), de alguna manera, está reflejando lo que podría ser una de las peores recesiones en la economía mundial. Si los especuladores vendieron bitcoin (BTC), por lo temores de una recesión, la criptomoneda se ha adelantado, así como lo hizo en 2020 y 2021, antes del alza de la inflación.

Es decir, a través de Bitcoin, los especuladores se adelantaron a lo que pueden ser tiempos muy difíciles, en la economía mundial. Esto quiere decir, quiebra de compañías, aumento del desempleo y caída de muchos valores.

Efectos colaterales de las pérdidas de bitcoin (BTC) en 2022

En medio de los efectos macroeconómicos, bitcoin (BTC) también tuvo pérdidas en 2022, por los daños colaterales causados por la ola de ventas y el fortalecimiento del dólar. El miedo en el sector criptográfico, produjo la caída de TERRA, un ecosistema que promovía el uso de criptomonedas estables, basadas en algoritmos. El diseño algorítmico de la criptomoneda LUNA, y su moneda estable UST, no resistieron la irracionalidad del mercado. Las ventas masivas de LUNA y UST, produjeron un colapso de más 30 mil millones de dólares. Esto, trajo más miedo al sector criptográfico y las ventas se reanudaron desde mayo.

A la caída por TERRA, se sumó al final de año, la quiebra de FTX, un intercambio centralizado que perdió los fondos de sus clientes. El derrumbe de FTX, trajo una nueva corrida a la baja en las criptomonedas. Esto sumó otros componentes a la crisis, el miedo a los intercambios centralizados (CEX) y la migración de criptografía a billeteras y soluciones de auto custodia.

BTC sigue funcionando plenamente

Las pérdidas de bitcoin (BTC) en 2022, son menores en términos relativos, a las pérdidas del mercado bajista de 2018. Ese año bitcoin (BTC) cayó -73%, siendo ese año el peor de la criptomoneda. Pero desde ese derrumbe se produjeron los repuntes de 2020 y 2021 a máximos históricos.

Sin embargo, la red Bitcoin sigue funcionando y con más eficiencia. La tasa de hashrate o de poder de procesamiento, sigue en aumento a pesar del mercado bajista. Esto quiere decir que es más potente, más segura y más confiable. El aumento de las tasas de poder procesamiento, significa una mayor competencia de los mineros de BTC, quienes, pasaron de 175 EH/sec a 255 EH/sec en el poder que requieren las máquinas para hacer minería.

Visits: 436

Comparte esta info

NO DEJES DE LEER