posición corto trading

Qué es una posición en corto en trading

La posición en corto en “trading” es el resultado de un estudio o análisis del precio de un activo, que hace el especulador.
Tiempo de Lectura: 5 Min.

Una posición en corto en “trading”, significa que un especulador “vende” un activo sin haberlo comprado antes. Esto es posible gracias a instrumentos financieros como contratos de futuros, opciones, fondos inversos, CFD o contratos por diferencias. Todos son derivados que ofrecen al “trader” la posibilidad de exponerse al precio de los activos reales. Por ejemplo, si no pudiste comprar Bitcoin (BTC), cuando estaba a buen precio, no necesitas tener el token para hacer una venta.

posición corto trading
Una posición en corto en el par DOT/USDT, con el objetivo alcanzado.

Se le llama también “venta al descubierto”. La posición en corto en “trading” es el resultado de un estudio o análisis del precio de un activo, que hace el especulador. El “trader” especula que la cotización del activo va a bajar, entonces abre una operación en corto o de venta. Depende el tipo e instrumento que esté manejando. Para esto necesita abrir una cuenta que permita realizar este tipo de operaciones, en el bróker de su preferencia.

Función de la posición en corto

Cómo es posible vender algo que no se ha comprado. Es una pregunta que se hacen quienes entran en este mundo por primera vez. El intercambio posee activos, ya sean propios o de terceros, que se ofrecen en forma de préstamo. El “trader” aportará capital, en la manera que su bolsa se lo exija, lo que será una garantía. Al abrir la posición en corto en su actividad de “trading”, estará vendiendo el activo que se le ha prestado para esa operación.

Se supone que el especulador sabe lo que hace y la venta la ejecuta en un valor alto. Cuando el precio baja o se mueve en la dirección favorable al “trader”, entonces tendrá ganancias. Esto es algo parecido a realizar una apuesta. Recompra el activo a menor precio, devuelve el que le prestó el bróker y se queda con la ganancia. De esa manera no necesitaba haber comprado físicamente el activo y esperar que subiera para obtener rendimientos.

Posición en corto en el “trading”

Tomando por ejemplo el precio de Bitcoin (BTC), al alcanzar tasas de sobre compra, entonces especulas que habrá una corrección. Pero no tuviste tiempo de comprar antes, porque tal vez no tenías los fondos y ahora quisieras vender. Puedes abrir una posición en corto según tu estrategia de “trading”. Si el precio baja, tendrás ganancias, pero si sigue aumentando, entonces estarás en pérdidas.

Las posiciones con pérdidas las puedes controlar o limitar con herramientas como un “stop loss” o parada de pérdidas. Si no haces eso y dejas correr el precio, podrías alcanzar tu margen disponible y tu operación cerrada con la consecuencia de pérdidas totales del dinero que estabas apostando. Recuerda que el bróker te presta el activo. Cuando abres una posición en corto, obligas a la bolsa a vender en el mercado spot, para tener cobertura y no entrar en pérdida. El intercambio solamente ganará las comisiones por las transacciones y no por el movimiento que hagas con el precio, en favor o en contra del bróker.

Si el precio se mueve en contra de tu posición y te hacen un llamado de margen, significa que debes aportar más capital para cubrir las pérdidas. O debes cerrar la operación.

El riesgo del apalancamiento

Puedes aumentar el préstamo según el apalancamiento que disponga el bróker. Un apalancamiento 10X, quiere decir que te presta 10 veces la cantidad de dinero que tienes como garantía. De esta manera, el riesgo aumenta, porque el margen se reduce. Un movimiento de poco porcentaje en contra de tu posición, podría hacerte un llamado de margen muy tempranamente y tendrás que cubrir con más capital o asumir las pérdidas.

Especulación necesaria

Estos instrumentos derivados son necesarios en los mercados, porque ayudan a distribuir entre una enorme variedad de participantes, el equilibrio de los precios. Si solamente los “Hodlers” de Bitcoin (BTC), quienes poseen casi todo el suministro, pudieran poner los precios, tendrían el monopolio de la tasa. El uso de derivados financieros, permite a los especuladores a definir también el precio de un activo. Porque estos señalan, a través de este mecanismo, cuanto están dispuestos a pagar o cobrar por un valor determinado.

De esa manera, en el caso del Bitcoin (BTC), los “traders” estarán de acuerdo en algunos ciclos, con los “hodlers”. En el caso de mercados alcista. Y estarán en contra, cuando la tendencia es bajista.

Ejemplo práctico

Suponiendo que el precio de Bitcoin (BTC) se encuentra en 50.000 dólares y tienes un estudio con el que estimas que caerá a 40.000 dólares. Pero no compraste antes, así que no tienes el activo. Entonces recurres al bróker de tu preferencia, que te lo prestará en un mercado de futuros o de opciones. Abres una orden de venta o posición en corto al precio de 50.000 dólares. Tu capital es de 1.000 dólares. Al llegar a tu objetivo, en 40.000 dólares, la caída fue de 20%. Entonces obtuviste 200 dólares de ganancias. Al cerrar la operación, recompras el activo, lo devuelves a la bolsa y ahora tienes 1.200 dólares.

Si el precio se mueve en tu contra y sube a 60.000 dólares, entonces estás perdiendo 200 dólares y tienes un margen de 800 dólares todavía. El precio del Bitcoin tendría que subir a 100.000 dólares, para que la bolsa te haga el llamado de margen, para cerrar la transacción o aportar más capital. Siendo lo primero, perderías los 1.000 dólares de tu cuenta de garantía.

Cuidado con el apalancamiento

Suponiendo que abriste la posición en corto en tu estrategia de “trading”, con un apalancamiento de 10X o 10 veces. Entonces la venta que haces es por 10.000 dólares. La bolsa no solamente te presta el activo subyacente al que te expones, sino también capital para que aumentes el volumen de tu posición, con la garantía de tu fondo inicial.

Si el precio baja hasta 40.000 dólares, entonces estarías ganando 2.000 dólares, porque te apalancaste 10 veces. Al cerrar la operación tendrías 3.000 dólares, los 2.000 dólares de ganancias y tus 1.000 dólares iniciales, aumentando tu capital en 200% y no en 20% sin el apalancamiento.

Pero si el precio sube o se mueve en tu contra, entras en pérdida. Con un apalancamiento de 10X, citando el mismo ejemplo, un alza de 10% sería suficiente para cerrar tu posición y perder todo el dinero inicial. Si el precio sube a 55.000 dólares, te harían el llamado de margen. Al perder 10%, pierdes 100 dólares de los 1.000 dólares que usas como garantía, pero como te apalancaste 10 veces, entonces ese movimiento suma 1.000 dólares, que es el monto del dinero que tu estás apostando. El bróker nunca cerrará en perdidas o que quedes debiendo.

Comparte esta info

NO DEJES DE LEER

Comienza acumulado para el primer airdrop de NFT BitToons

Tiempo de Lectura: 3 Min. El contenido de los BitToons forma parte de la línea editorial de BitAcademyWeb. Crítica, sátira, opinión, sarcasmo, retórica y otras formas de expresión, son el fundamento de cada ilustración