Bitcoin, una moneda o un juego

La gamificación de Bitcoin divide a la comunidad entre los puristas que quieren mantenerla como una reserva de valor y los que quieren que sea más versátil
Tiempo de Lectura: 4 Min.

El debate sobre los Ordinals de Bitcoin se extiende en la comunidad. En un análisis de Byron Gilliam, de Blockworks, plantea que la discusión se centra en como se ve Bitcoin ahora, como una moneda o un juego. La llegada de los Ordinals a la red, está gamificando a la principal criptomoneda del mundo, vista tradicionalmente como una divisa antisistema.

Bitcoin moneda juego
Los maximalistas no quieren ver a Bitcoin como un juego / Ordinals Wallet

 

Gilliam señala que el renovado entusiasmo por Bitcoin está impulsado por su capacidad para alojar datos arbitrarios (como NFT). Además, que la perspectiva de hacer cosas nuevas (como monedas estables y apuestas) a medida que se vuelve más programable.

Sin embargo, este cambio está dividiendo a la comunidad entre los maximalistas que quieren mantener a Bitcoin como una reserva de valor y los que quieren que sea más versátil.

Los maximalistas no quieren ver a Bitcoin como un juego

Los puristas argumentan que los NFT son spam y que el código que lo permite es un error. No quieren ver el espacio de bloques de Bitcoin lleno de imágenes de perros y monos, convirtiendo el mempool en un “memepool”. Los maximalistas quieren ver a Bitcoin como la moneda antisistema y no como un juego más.

Ya hay las primeras escaramuzas, Gilliam reporta que al menos un destacado minero de Bitcoin está excluyendo a Ordinals de los bloques que extrae. Esto está desatando una amarga discusión, porque que algunos lo ven como una forma de censura contraria al espíritu de las criptomonedas sin permiso. Lo que genera contradicción, ya que al ver Bitcoin como una moneda antisistema y no como un juego, pero en que hay censura, eso resulta contradictorio.

Gilliam explica que el debate trajo recuerdos de la crisis existencial del tamaño de los bloques de Bitcoin, que condujo a la bifurcación de Bitcoin Cash en 2017.

Pero aquí hay una analogía mejor: Magic: The Gathering.

Byron relata. En la década de 1990, una burbuja especulativa en las cartas de Magic hizo muy felices a los coleccionistas de cartas y muy descontentos a los jugadores del juego. Eso dividió a la comunidad en dos.

La división fue igualmente existencial, como señaló el creador de Magic, Richard Garfield, en un podcast reciente de Odd Lots: “Si no puedes permitirte el lujo del juego, no puedes jugarlo; si no puedes jugarlo, no es realmente un juego”.

El editor de Magic resolvió la disputa a favor de los jugadores sobreimprimiendo la siguiente edición de las cartas. Eso redujo su valor de mercado e hizo que el juego fuera asequible para volver a jugar.

Para Gilliam, el debate en torno a Bitcoin es similar, pero va en la dirección opuesta. Mientras que el temor era que la financiarización arruinaría el juego, el temor en Bitcoin es que la gamificación pudiera arruinar su financiarización.

Bitcoin ahora está gamificado

Gilliam sostiene que los satoshis individuales pueden ser artículos de colección.

Los coleccionistas clasifican el primer satoshi, o “sat” (la unidad más pequeña de Bitcoin) que se extrae en cada bloque, como “poco común”. El primero extraído después de cada ajuste de dificultad es “raro”, el primero después de cada época es “épico”. El primero después de cada reducción a la mitad es “legendario”.

El primer sat, en el Bloque Génesis, es “mítico”, aunque los “cazadores” de sat no se molestan en buscarlo, ya que es más raro que un Loto Negro Mágico. Gilliam explica que, de todos modos, es poco probable que Satoshi se separe de él.

A los maximalistas de Bitcoin, sin embargo, no les hace gracia.

Así como coleccionar cartas Magic amenazaba el propósito original del juego, coleccionar sats raros (junto con el comercio de NFT y todo lo demás que se está imaginando actualmente) se considera una amenaza para el propósito original de Bitcoin.

Una preocupación es que el uso de la cadena de bloques de Bitcoin para almacenar datos (como NFT) aumenta el costo de ejecutar un nodo de Bitcoin completo. Gilliam cree que esto podría conducir a la centralización a largo plazo.

Otra es que los bloques completos de Bitcoin harán imposible lograr el objetivo original de Satoshi de construir un sistema de pagos entre pares.

Sin embargo, cree que sobre todo es cultural: actividades tontas, parecidas a juegos, parecen una distracción del asunto tan serio de ser una reserva de valor no soberana.

La conclusión de Richard Gardner de los debates sobre Magic es que “no hace falta mucho para cambiar el juego a algo que no sea principalmente un juego, sino una herramienta económica”.

Algunos bitcoiners temen que también sea cierto lo contrario.

Gilliam concluye que Bitcoin es una reserva de valor simplemente porque la gente piensa que es una reserva de valor. Si empiezan a pensar en este como otra cosa, puede convertirse en esa otra cosa, para bien o para mal.

El final del juego

Al igual que con Magic: The Gathering, el nuevo debate sobre Bitcoin parece destinado a resolverse a favor de aquellos que quieren hacer más con bitcoins, que simplemente coleccionarlos.

Views: 441

Comparte esta info

NO DEJES DE LEER